La esterilización en los gatos

Veterinarian hands examining kitten --- Image by © Royalty-Free/CorbisUno de los primeros pasos a realizar cuando se incorpora un gato a la familia es la esterilización. La castración u orquiectomía, consiste en remover quirúrgicamente los testículos del macho, y es un procedimiento esencial no sólo para controlar la reproducción de nuestra mascota sin también para garantizarle una vida saludable. Pero, ¿cuáles son algunas otras ventajas y desventajas de la esterilización?

Quienes hayan tenido alguna vez un gato como mascota, conocen la tendencia de los machos en celo a escapar y reproducirse con animales callejeros, lo que genera en el largo plazo un incremento considerable de la población de felinos con los inconvenientes que esto lleva aparejado. Como ejemplos, pueden citarse: la depredación de la vida silvestre, la transmisión de parásitos y enfermedades a mascotas e incluso humanos (zoonosis), además de las penurias que estos animales deben soportar para proveerse de refugio y alimento. La esterilización ataca directamente este problema previniendo la reproducción indeseada.

Otro punto a favor se relaciona con la reducción en la incidencia de enfermedades testiculares y del epidídimo. Removiendo los testículos del gato se minimiza la posibilidad de que este contraiga cáncer u otro tipo de patologías graves, como la torsión o trauma testicular, o la epididimitis. Asimismo esta operación, al alterar la producción de testosterona, modifica el comportamiento del animal y reduce su agresividad notablemente.

No obstante, existen también diversos efectos negativos de la castración. El metabolismo del gato luego de ser esterilizado se reduce en aproximadamente un 25 por ciento, por lo que es probable que gane peso rápidamente y experimente otro tipo de inconvenientes producto de esta obesidad. Por otra parte, una remoción temprana de los testículos puede dar lugar a un retraso en el desarrollo del animal, que en muchos casos puede no alcanzar el tamaño y la musculatura correspondientes a un espécimen maduro.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *